Dos trucos fáciles para inyectar persuasión en tus textos de salud

persuasion textos

Hoy quiero darte 2 tácticas probadas que aumentan la claridad y, de forma proporcional, la persuasión de tus textos.

Existen muchas formas de aumentar la claridad en los contenidos escritos, como por ejemplo siendo lo más específico posible.

¿Y por qué es tan importante la claridad? A estas alturas ya sabes aquello que un cerebro que no comprende no compra.

En el vídeo de hoy te voy a demostrar cómo un cambio sutil en una frase multiplica el efecto persuasivo de esta, pudiendo despertar el deseo de compra o de pedir una primera cita a tu clínica.

Te adelanto algo: evita las frases escritas en forma pasiva y con matices negativos. ¿El resultado? Descúbrelo en el vídeo.

No me enrollo más, dale al play… y recuerda este vídeo cuando publicites tus servicios o productos de salud en los distintos soportes de marketing. Si lo deseas, también tienes la transcripción del vídeo más abajo.

Ups… por cierto… estas tácticas se complementan con decenas de muchas otras en mi Curso Promociona Salud – Textos con copywriting para vender salud o bienestar que ya ha ayudado a muchos profesionales del sector sanitario, de la belleza y del bienestar a escribir textos promocionales eficaces y sin despeinarse.

 

Transcripción del vídeo:

Mis padres se dedicaban, los dos, al sector financiero y cuando era una niña constantemente en casa oía expresiones del tipo: capital negativo, saldo positivo, balance activo, patrimonio pasivo.

Activo, pasivo, positivo y negativo. Hasta en la sopa.

Y no, no te has equivocado de canal. No soy economista ni nada parecido.

Pero me apetecía mucho, en este vídeo, unir su mundo con el mío.

Hoy en día, como copywriter especializada en salud y redactora médica, yo también tengo muy presente estos términos.

Y vas a descubrir el porqué.

En redacción publicitaria y promocional y, en general, en marketing la claridad manda.

Entonces, los textos que hablan sobre tus servicios o productos sanitarios deben, por encima de todo, tener claridad.

Hoy quiero darte 2 tácticas probadas que aumentan la claridad y, de forma directamente proporcional, la persuasión de tus contenidos escritos.

Primera táctica para ganar persuasión en tus textos: Redacta en voz activa frente a la pasiva

En las frases escritas en forma pasiva, el sujeto es el receptor de la acción, mientras que, en las frases activas, el sujeto es quien realiza la acción.

Las oraciones activas son siempre más persuasivas.

¿Por qué?

Básicamente, esto se debe a que las estructuras pasivas tienen mayor complejidad gramatical. Y resulta que las frases de mayor complejidad gramatical son más difíciles de entender y comprender.

Y, como sabes, la comprensión es la antesala de la persuasión, porque un cerebro que no comprende no compra.

La conclusión, por tanto, es: redacta los textos que envuelven a tu negocio en forma activa (mails, fichas de producto, folletos, página web…).

Fíjate en el efecto más convincente y persuasivo que se consigue al cambiar de voz pasiva a activa:

«Diez procedimientos de cirugía reparadora son ofrecidos por la Seguridad Social».

«La Seguridad Social ofrece 10 procedimientos de cirugía reparadora».

Otro ejemplo:

«Tu salud bucal está garantizada en nuestra Clínica dental».

«Nuestra Clínica dental garantiza tu salud bucal».

Y un último ejemplo:

«El índice de toxinas en tu organismo es reducido por la incorporación de un mineral en tu dieta».

«Incorpora un mineral en tu dieta que reduce el índice de toxinas en tu organismo».

Observa como la voz activa es más directa, clara y, por tanto, con mayor carga persuasiva.

Saltemos ahora al segundo aspecto del que quiero hablarte.

Segunda táctica para ganar persuasión en tus textos: Redacta con estructuras positivas frente a las negativas

En la medida de lo posible, reduce las alusiones negativas en el lenguaje con el que hablas de tu negocio de salud (como los adverbios de negación: “no”, “nunca”, “nada”, “nadie” y “ningún”).

Las palabras negativas describen ausencias (aquello que falta o que no sucede). En contraposición, las palabras positivas describen aspectos que se presentan como más tangibles.

Es decir, trata de utilizar oraciones y palabras en positivo. Estas son más persuasivas y, además, impulsan la claridad del mensaje.

Presta atención a algunos ejemplos. Fíjate:

«Nunca tomes el sol en las horas centrales del día».

«Toma el sol de una forma responsable: evita las horas centrales del día».

Otro:

«El tratamiento con ondas de choque en lesiones de rodilla no suele superar las 5 sesiones».

«En lesiones de rodilla suelen ser suficientes 5 sesiones de tratamiento con ondas de choque».

En ambas transformaciones se evita mencionar palabras negativas como “nunca” y “no”, dotando a las nuevas frases de un giro positivo (y más persuasivo).

Y un último ejemplo, donde se utiliza otro recurso para aportar matices positivos a la frase:

«No es recomendable una ingesta elevada de grasas».

«Es recomendable una ingesta reducida de grasas».

Aquí se hace uso de antónimos (palabras con significados opuestos): elevado/reducido para eliminar el adverbio negativo “no” y aportar positividad.

Y hasta aquí, las dos tácticas que quería mostrarte para inyectar persuasión en tus textos y piezas escritas explicando las bondades de tu solución sanitaria.

Como ves no son técnicas complicadas de aplicar, sencillamente es estar un poco atento a la hora de escribir y tener esto en mente: siempre positivo y activo.

3 comentarios en “Dos trucos fáciles para inyectar persuasión en tus textos de salud”

  1. Hola Laura

    Acabo de suscribirme a tu canal de youtube, es un gusto estar entre los primeros.

    Lo de la voz pasiva y activa es algo que me ha complicado la redacción de mis posts desde hace rato, con la práctica lo he mejorado.

    Creo que es por el tipo de textos con y Journals con los que aprendemos en la Facultad y más allá de ella.

    Tu vídeo es una gran lección.

    Tengo pendiente escuchar los otros

    Un abrazo desde Caracas

    1. Laura Calpe Berdiel

      Estimado Luis,

      estoy totalmente de acuerdo contigo. Arrastramos una escritura «tradicional» del colegio y de la Universidad que puede ser compleja. Además, como indicas, en la redacción de papers científicos se suele emplear mucho la voz pasiva (The plasma concentration of IL-6 was determined by ELISA).

      En mi opinión, no existen redactados buenos o malos, sino redactados que dificultan la comprensión del mensaje y redactados que la favorecen.

      Como siempre, se debe tender a la claridad y a la eliminación de distracciones en la redacción, eliminando ideas secundarias que diluyen el mensaje principal o desplazando el sujeto de la oración para poner el protagonismo en la acción del sujeto.

      En definitiva, en el caso que nos ocupa, el uso de frases más directas, en voz activa y con matices positivos nos puede dar muchas alegrías.

      ¡Un abrazo Luis!
      Laura

      1. Gracias por el suplemento Laura.

        Me parece que los textos siempre son revisables.

        Al igual que los libros, primera edición, segunda edición, etc…

        A veces, al ampliar mis posts, noto que aparte de hacerlos más ricos en contenido y fundamentos, también algo de my copy mejora.

        Webs como la tuya me son de utilidad.

        Por aquí a la orden Laura

        Un abrazo desde Caracas 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas escribir textos para vender salud o bienestar?

Soy Laura Calpe, copywriter especializada en salud y redactora médica.

Únete a mi comunidad si deseas recibir estrategias y contenidos exclusivos para suscriptores con una única finalidad: atraer clientes y pacientes mediante textos promocionales fetén.

Para empezar a abrir boca, tendrás acceso a dos regalos de bienvenida:

  • Vídeo clase para escribir mensajes de venta que convencen.
  • Ebook con las 3 claves para mejorar los textos de tu web de salud.
laura calpe unete
Ir arriba