¿Eres capaz de dar respuesta a las objeciones de tu paciente?

Probablemente tu respuesta sea que sí, que lo tienes todo controlado. No te lo tomes a mal, pero déjame que lo dude.

Dime, ¿cuándo un potencial paciente aterriza en la web de tu negocio de salud sale con más preguntas de las que entró?

¿Comprende toda la terminología que utilizas o sale abrumado porque se siente estúpido por no entender tus textos?

¿Ve respondidos todos sus miedos respecto al tratamiento que ofreces o no logra calmar sus inquietudes?

¿Ve claramente los beneficios que obtendrá después de pasar por tus manos o sigue teniendo reparos en contratarte?

Los textos corporativos y promocionales de tu negocio deben ser capaces de neutralizar todas las inquietudes, dudas, miedos, reservas y objeciones de tu potencial paciente.

Una mente con preguntas no compra

En el vídeo de hoy te hablo de todo ello. Dale al play.

 

Por favor, recuerda (por el bien de ambos) que tu objetivo es derribar todas las preocupaciones de tu potencial cliente y hacer que estas jueguen a tu favor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *